Cepillarse la lengua, un hábito indispensable.

Cepillarse la lengua, un hábito indispensable.

La lengua es el único conjunto de músculos voluntarios que no se fatiga por el uso.

 

El cepillado de la lengua, debería ser un hábito para todos, a la hora del cepillado diario, pues es indispensable para conseguir una correcta higiene bucodental, pero la realidad es bien distinta, y normalmente no se le presta la atención que se merece.

La lengua es el músculo encargado de tareas exclusivas e importantísimas como masticar, saborear, hablar, etc. y hace todo ello sin fatigarse. Pero también por las características de la ubicación donde está alojada, propicia que sea la parte de la cavidad bucal que más bacterias acumula, es por ello, que si no se realiza una correcta limpieza de la lengua, adicionalmente a cuando nos cepillamos los dientes, el cepillado de los mismos pierde casi toda su eficacia.

raspador lingual

El no cepillar la lengua conjuntamente a cuando nos cepillamos los dientes, suele acarrear efectos contraproducentes para nuestra salud bucodental y general, por lo que adquirir este hábito saludable, nos proporcionará entre otros los siguientes beneficios:

  • Eliminar las bacterias que causan el mal aliento o Halitosis, responsable del 90% de los casos que acompañan al mal aliento y que esta directamente relacionado o asociado al cubrimiento lingual (bacterias en la parte posterior de la lengua).
  • Mejora importante en el gusto, sabores de la comida y bebida, etc.
  • Previene enfermedades. Debido a que las bacterias pasan de la lengua (Papilas gustativas principalmente) a los dientes, sumándose a la placa bacteriana, su correcta limpieza, previene significativamente el aumento en la aparición de caries, periodontitis y gingivitis.

Para cepillar correctamente la lengua podemos utilizar un cepillo de dientes o un raspador lingual, que ofrece una menor sensación de nauseas. Al utilizarlo deberemos empezar por el fondo, o parte más cercana a la garganta, he iremos realizando barridos suaves hacia la punta de la lengua. Las nauseas desaparecerán poco a poco según nos vallamos habituando.
La limpieza de la lengua es un buen momento para su observación, pues nos facilita detectar de forma precoz, enfermedades y dolencias que de otra forma podrían pasar desapercibidas.

La lectura de este contenido no sustituye la visita a su dentista, por favor acuda a un especialista médico para determinar su caso en particular.