El bruxismo o el problema de apretar los dientes

El bruxismo o el problema de apretar los dientes

Muchas personas se levantan por con dolor de mandíbula, de cuello o incluso de oído sin saber por qué. El bruxismo puede ser la causa, y acudir al dentista a tiempo puede aliviar muchos problemas.

¿Qué es el bruxismo?

El bruxismo se refiere a la acción involuntaria de apretar o hacer rechinar los dientes. Generalmente esto ocurre por la noche o durante el periodo de sueño donde el estrés acumulado a lo largo del día provoca un rechinamiento o una fuerte presión de las piezas dentales. Además de problemas de desgaste dental, puede provocar dolor en la musculatura de la mandíbula o incluso en el cuello, llegando a haber afecciones en el oído.

Esta dolencia debe tratarse lo antes posible, ya que por ejemplo, un exceso de desgaste dental puede provocar apneas del sueño, aumentando aun más los efectos negativos de este hábito.

El bruxismo puede identificarse de dos formas diferenciadas según el modo de rechinar los dientes:

  • Bruxismo céntrico, que consiste en apretar los dientes provocando una gran tensión mandibular y pudiendo dañar el cuello dental.
  • Bruxismo excéntrico, que consiste en hacer rechinar los dientes, dañando el esmalte y forma de los mismo y provocando ruidos que pueden incluso llegar a ser molestos para los acompañantes.

Tratamiento para el bruxismo

El tratamiento principal es bastante sencillo, ya que la simple colocación de una férula oclusal hecha a medida que se debe emplear durante el periodo del sueño. Esta férula proporciona una defensa contra el movimiento involuntario producido por el estrés acumulado, evitando problemas de mayor importancia.

Es de advertir que el uso de esta férula no cura el bruxismo, sino que ayuda a prevenir el desgaste dental y a amortiguar los efectos de la liberación de tensión durante el sueño.

La lectura de este contenido no sustituye la visita a su dentista, por favor acuda a un especialista médico para determinar su caso en particular.