Deporte y salud bucodental

Deporte y salud bucodental

La salud de los dientes afecta a la salud general, pero también hay que saber que si practicas algún tipo de deporte también puede afectar a tu rendimiento. Sin embargo, también ocurre que la práctica deportiva de alto nivel puede afectar a la salud bucodental.

Es decir, la salud de tus dientes y tus encías está muy relacionada con la práctica deportiva. Vamos a explicarte en qué sentido puede afectarte y qué debes tener en cuenta para mejorar tanto tu salud bucodental como tu rendimiento deportivo.

¿El deporte puede afectar tu salud bucodental, y viceversa?

Esta relación comenzó a investigarse porque se detectó que cuando se producían traumatismos dentales el deportista solía ver afectado su rendimiento. Posteriormente se observó que no solamente los traumatismos afectaban a los deportistas, sino también el estado de salud bucodental general, como tener caries o enfermedades periodontales.

Se descubrió que tener infecciones bucales afecta a la salud porque las bacterias se transportan por la sangre hacia otros lugares del organismo. Por ejemplo, pueden ser transportadas a los músculos y las articulaciones, lo que provoca pérdida de la tonicidad y aumento de los desgarros. También pueden verse afectados los tendones, y el deportista es más propenso a sufrir dolores en sus articulaciones si sufre enfermedades dentales.

Rendimiento deportivo y salud dental guardan, por tanto, una relación recíproca. De hecho, algunos estudios han encontrado que los deportistas suelen manifestar una peor higiene bucodental. No solamente presentan caries, sino además otros problemas como gingivitis bruxismo en mayor proporción.

¿Sabes por qué pasa esto? Puede ser debido al tipo de alimentación, aunque también afectan el estrés y la gran cantidad de horas de entrenamiento que acumulan los deportistas, como veremos en el siguiente apartado.

Si eres deportista debes cuidar al máximo tu higiene dental y evitar enfermedades dentales.

Alimentación y deporte

Los deportistas llevan una alimentación diferente a la población general porque de ella depende su rendimiento deportivo. Una gran cantidad de alimentos ricos en carbohidratos, por ejemplo, barritas de cereales, que aumentan la placa bacteriana, es la base de la dieta de la mayoría de deportistas.

Las bebidas energéticas que contienen azúcares también suelen ser muy consumidas por este segmento de población. Pero las bebidas isotónicas que no son energéticas también se ha descubierto que podrían afectar negativamente si desequilibran el pH con sus componentes ácidos. La variación del pH en la boca puede afectar también gravemente a la salud bucodental, ya que cuanto mayor sea la acidez mayor será la probabilidad de sufrir infecciones y daños en el esmalte.

Esto, junto a una mala higiene bucodental, hace que los deportistas sean un grupo más sensible a sufrir enfermedades como caries o gingivitis. Es decir, el consumo de azúcar es un elemento clave unido a la falta de higiene.

¿El deporte puede afectar tu salud bucodental, y viceversa?

¿El deporte puede afectar tu salud bucodental, y viceversa?

Cómo prevenir las enfermedades por consumo de azúcar

Es evidente que debe limitarse el consumo de alimentos o bebidas con excesos de azúcares. Pero, sobre todo, los hábitos de higiene deben incrementarse. Si eres deportista debes adquirir una técnica adecuada, además de tomarte un tiempo suficiente para eliminar determinados alimentos.

El cepillado tras cada comida durante al menos 2 minutos, pasar cepillo interdental e hilo dental, limpiar la lengua y utilizar colutorios para reforzar la limpieza son hábitos vitales para prevenir las enfermedades bucodentales.

También ayuda tomar chicles con xilitol si estás entrenando y no puedes lavarte los dientes tras tomar alimentos o bebidas azucaradas o energéticas. Además, ayuda a aumentar la salivación, lo que es positivo para mantener el pH adecuado y las bacterias a raya.

También es importante acudir a las revisiones dentales al menos cada 6 meses para comprobar si todo va bien y realizarse limpiezas profesionales de dientes al menos una vez al año. Y, por supuesto, debes acudir al dentista en el momento en el que notes molestias tanto en los dientes como en las encías.

Estas son las acciones que un deportista debe tener en cuenta para prevenir las enfermedades dentales y evitar que su rendimiento deportivo se vea afectado.

Repercusiones de la mala salud bucodental sobre el rendimiento deportivo

Podemos citar una serie de repercusiones frecuentes, todas ellas conocidas tras haber realizado diversos estudios sobre el tema y todas ellas afectan al rendimiento del deportista:

– Hasta un 47 % de deportistas sufren traumatismos dentales.

– Hasta un 75 % padecen caries.

– Hasta un 85 % llegan a manifestar erosión dental.

– Y alrededor de un 15 % sufren periodontitis.

Muchos deportistas son conscientes de que estos problemas dentales afectan a su rendimiento.

El deporte y la salud bucodental están relacionándose continuamente: a mejor salud, mejor rendimiento

Los indicadores de salud bucodental en atletas y deportistas

Los deportistas deben velar por su salud bucodental observando si tienen presente:

– Placa bacteriana. Es el conjunto de bacterias y restos de alimentos que se deposita sobre y entre los dientes, que facilita tanto la formación de caries como la de enfermedades periodontales.

– Caries dental. Es una alteración que va dañando progresivamente el diente hasta llegar a la pulpa.

– Gingivitis. Es la inflamación de las encías debida, sobre todo, a la placa bacteriana.

 Mala alineación de los dientes que aumenta el riesgo de placa bacteriana en zonas de difícil acceso y, por tanto, las caries dentales y la inflamación de las encías.

– Cambios hormonales que, sobre todo en la adolescencia, pueden facilitar la inflamación de las encías.

– Periodontitis, una enfermedad infecciosa de las encías que comienza con gingivitis.

– Traumatismos dentales. A veces son fisuras que no se aprecian a simple vista pero que facilitan las infecciones de muelas y dientes.

– Bruxismo. Se refiere al rechinar de dientes o a un apretado constante. Sobre todo, algunos deportistas lo presentan debido al estrés que conlleva una actividad tan exigente y competitiva. Desgasta el esmalte, facilitando la aparición de otras enfermedades.

Por último, debemos indicar que ser deportista puede hacer que, debido al alto nivel de estrés, tu salud dental se vea afectada. A ello contribuyen respirar por la boca, la deshidratación, la salivación excesiva o el bruxismo.

Si eres deportista, no dejes de visitar periódicamente a tu dentista. Es la mejor forma de prevenir las enfermedades bucodentales y mejorar el rendimiento deportivo. Ten en cuenta que el deporte, sobre todo el de alto rendimiento, puede afectar a la salud dental y esta al rendimiento deportivo.

Si vives en Mallorca, pide cita y ven a visitarnos, el cuidado de tu boca es fundamental para obtener un rendimiento adecuado en la practica de tu deporte y para tu salud en general.

La lectura de este contenido no sustituye la visita a su dentista, por favor acuda a un especialista médico para determinar su caso en particular.