¿Dientes sensibles? 10 consejos sobre sensibilidad dental

¿Dientes sensibles? 10 consejos sobre sensibilidad dental

Los dientes sensibles son un problema serio que afecta 1,5% de la población adulta, causando la mayoría de las afecciones por dolor dental. La sensibilidad dental es un aviso  muy a tener en cuenta a la hora de detectar otros problemas bucodentales que pueden derivar en afecciones como caries, gingivitis, periodontitis, Etc. en caso de no recibir una atención y tratamiento adecuado y adaptado a cada caso en particular.

¿Qué es la sensibilidad dental?

La sensibilidad dental se manifiesta con dolor en los casos en que consumimos alimentos o bebidas calientes, frías, muy dulces o ácidas. Esta sensibilidad acentuada por el consumo de estos alimentos o bebidas, proviene del desgaste del esmalte dental o del retraimiento de las encías o tejido gingival.

Debido a los problemas dentales que puede ocasionar la sensibilidad dental, no debemos desdeñar sus síntomas, y como en la mayoría de las ocasiones, visitar a nuestro dentista para obtener una valoración adecuada y profesional, será vital para prevenir daños mayores pues aunque la sensibilidad dental no es tan grave y perceptible visualmente como en el caso de otras afecciones dentales, si causa gran malestar, dolor y problemas adicionales que afectan nuestra vida diaria de muchas formas diferentes.

Que provoca la sensibilidad dental

Las causas que provocan la aparición de la sensibilidad dental son diversas, entre las más habituales podemos destacar por ejemplo:

  • Situaciones de estrés que provocan que presionamos la mandíbula de forma excesiva.
  • El rechinar de los dientes y el exceso de presión en la mandíbula cuando dormimos, a consecuencia del bruxismo, provoca el desgaste prematuro de las piezas dentales.
  • La utilización de un cepillo demasiado duro o desgastado daña el esmalte dental, como consecuencia del cepillado inadecuado de los dientes.
  • Cepillarse los dientes aplicando demasiada presión.
  • Cepillarse los dientes en sentido horizontal en lugar de vertical, lo cual deteriora el esmalte dental.
  • Utilizar remedios caseros para el cepillado de los dientes, como el bicarbonato mezclado con zumo de limón.
  • Exceso de aplicaciones para el blanqueamiento dental, no supervisado por un profesional.
  • El uso de pastas de dientes demasiado agresivas con el esmalte.
  • Comer o beber alimentos demasiado calientes, fríos, azucarados o ácidos.
  • Determinadas afecciones periodontales con retraimiento gingival, agudizan la sensibilidad dental.
¿Que provoca la sensibilidad dental?

¿Que provoca la sensibilidad dental?

Como evitar o prevenir la sensibilidad dental

Ahora que sabemos que provoca los dientes sensibles, te ofrecemos 10 consejos para evitar y prevenir la el dolor y elas complicaciones producidas por la sensibilidad dental.

  1. Consulta con tu dentista para tratarte el bruxismo de forma adecuada y dentro de lo posible, evita las situaciones que te generen un estrés excesivo.
  2. Utiliza cepillos suaves y realiza cepillados sin demasiada presión y de forma adecuada.
  3. Usa pastas de dientes especialmente formuladas para dientes sensibles, que contengan nitrato de potasio o hidroxiapatita. Te ayudará a reforzar el esmalte dental y sellar las erosiones producidas por el bruxismo.
  4. No experimentes con tus dientes remedios caseros que pueden comprometer de forma irreversible tu salud bucodental.
  5. Acude a un profesional cualificado y experimentado en estética dental, y solicita toda la información necesaria antes de emprender tratamientos de blanqueamiento dental por tu cuenta.
  6. Incorpora a tu rutina de higiene dental, cepillos interdentales y colutorios adecuados y específicos para la sensibilidad dental. Accederás a zonas de los dientes en los que al simple cepillado no le es posible actuar.
  7. Cepíllate los dientes inmediatamente después de haber comido o consumido alimentos o bebidas azucaradas, o ácidas.
  8. Para no agravar la sensibilidad de tus dientes, evita las comidas y bebidas demasiado calientes, frías, azucaradas o ácidas.
  9. Sigue rigurosamente las indicaciones de tu odontólogo, si tienes alguna enfermedad periodontal.
  10. Si percibes cambios acentuados en la sensibilidad de tus dientes, visita a tu odontólogo e infórmale que tipo de cambio se trata y si lo sabes, que es lo que lo provoca (Situaciones excepcionales de estrés, alimentos concretos, Etc.).

Resumen

Si padeces sensibilidad dental, solicita una cita con tu dentista y pídele asesoramiento para evitar sus síntomas, mejorar el estado de tus dientes y prevenir que la sensibilidad de tus piezas dentales desemboquen en otras afecciones de mayor importancia.

Por ello, como siempre aconsejamos, el mejor tratamiento es la prevención. Visita asiduamente a tu dentista. Realiza rutinas y hábitos de higiene bucodental adecuados.

La lectura de este contenido no sustituye la visita a su dentista, por favor acuda a un especialista médico para determinar su caso en particular.