Halitosis, un problema con solución

Halitosis, un problema con solución

La halitosis es un problema que tiene solución.

Se pueden separar en tres tipos principales de halitosis:

Genuina o verdadera: Cuando el mal olor es perceptible, se puede medir y objetivar.

Pseudohalitosis: No existe realmente mal olor, aunque el paciente cree que si.

Halitofobia: Aún después de haber tratado y solucionado el problema, el paciente sigue creyendo que la tiene.

En el 90% de los casos la Halitosis o mal aliento, procede de una mala higiene bucodental, y no de problemas relacionados con el estomago, como normalmente se cree.

El 60% de los casos de las halitosis genuinas o verdaderas, proceden de patologías relacionadas con gingivitis o periodontitis, siendo necesario tratar estos problemas para la solución de la halitosis.

El problema de la halitosis afecta a cerca de un tercio de la población, por lo que es un problema medico y social de alcance para muchos pacientes.

Como siempre, la prevención es el mejor tratamiento, pues la correcta higiene bucodental, previene la mayoría de los casos y evita la aparición de otros problemas relacionados como la gingivitis o periodontitis.

Los cambios hormonales y la saliva también influyen. Ciertas fases de la menstruación y el embarazo, pueden producir un aumento de CSV3. Igualmente la saliva interfiere con la adherencia y división de las bacterias y el metabolismo, modulando en parte la composición de los biofilms, que son capas muy finas existentes en la boca.

¿Cómo tratar la halitosis?

Lo primero es evaluar el tipo de halitosis que padecemos, el tratamiento de la halitosis fisiológica, patológica oral y pseudohalitosis son tratadas por un odontólogo.

El tratamiento de la halitosis patológica extra-oral, es tratada por un especialista o medico general.

El tratamiento de la halitofobia corresponde a un medico general, psicólogo o psiquiatra.

Tratamientos:

En los casos que son tratados por odontólogos como la halitosis genuina fisiologica, el tratamiento se corresponde con una limpieza y pulido profesional, refuerzo de la higiene oral, con el refuerzo por parte de nuestro odontólogo de cómo mejorar las técnicas de cepillado general e interdental.

En el caso de halitosis genuina patológica oral, además de todo lo anterior, se deben realizar el tratamiento de la enfermedad periodontal, prótesis mal adaptadas, caries, obturaciones, etc.

halitosis

Halitosis, un problema con solución.