La Odontopediatría: la salud bucodental de niños y adolescentes

La Odontopediatría: la salud bucodental de niños y adolescentes

Odontopediatría: ¿Qué es la odontopediatría y cuál es su especialidad?

La odontopediatría es la especialidad en odontología que tiene como objetivo tratar a los niños, incluso desde que son bebés, hasta que alcanzan la adolescencia.

Su principal función es prevenir y tratar las posibles irregularidades y enfermedades bucodentales de los niños.

Ortodoncia

Así pues, como has podido deducir fácilmente, la odontopediatría está especialmente relacionada con la ortodoncia. ¿Por qué? Pues muy sencillo: el odontopediatra detecta las posibles irregularidades existentes en la dentadura de los niños hasta que son adolescentes y la corrección de tales anomalías puede requerir un tratamiento de ortodoncia para solucionarlo.

En definitiva, los problemas bucodentales de los más pequeños es necesario enfocarlos de dos maneras: en presente y en futuro. Así pues, el odontopediatra solucionará todos los contratiempos que pueden surgir desde que nuestros hijos pierden sus primeros dientes de leche hasta que adquieren sus futuros dientes de la edad adulta.

¿Cuándo debes empezar a llevar a tu hijo al dentista?

Para la Sociedad Española de Odontopediatría, el momento ideal para iniciar las visitas de tus pequeños al dentista es nada más le hayan salido los veinte dientes que forman parte de su primera dentadura.

¿A qué edad ocurrirá esto? Pues, salvo casos excepcionales, el momento en el que se completa la primera dentadura es a los tres años de edad.

Entonces, ¿no puedes llevar a tus pequeños al dentista hasta ese momento? En absoluto. Del mismo modo que los bebés realizan visitas periódicas a su pediatra, también debes llevarlos a visitar al dentista de forma habitual desde que son pequeños. Esto ayudará a que normalicen esas visitas, es decir, adoptarán ese hábito como normal y perderán el miedo a acudir al odontólogo. Y, lo más importante, será una estupenda labor de prevención. Del mismo modo, las visitas al dentista ayudarán a nuestros pequeños a concienciarse sobre la importancia de una buena higiene bucodental.

¿Por qué a los niños los trata un odontopediatra y no un odontólogo para adultos?

En primer lugar, la forma de afrontar los tratamientos y las revisiones de los niños son completamente diferentes a tratar con un adulto. Dependen en gran medida de su edad y deben adaptarse a ellos. Los niños se cansan de esperar, les gusta jugar y su colaboración es necesaria para el éxito del procedimiento médico.

Además, es muy importante que desde que son pequeños incorporen a su vida las visitas habituales al dentista, evitando que les resulte traumáticas y dolorosas. Por eso, los especialistas de Palma de Mallorca nos esforzamos en que a los más pequeños les resulte una experiencia amigable venir al dentista.

¿En qué consistirán esas primeras visitas al odontopediatra?

En las primeras visitas, el odontopediatra examinará los dientes de nuestros pequeños, comenzando por los de leche, su pérdida, la evolución y el estado de sus encías y su mandíbula. Con ello detectará las posibles irregularidades y realizará una historia dental completa de nuestros niños.

Higiene dental

No obstante, además de eso, el odontólogo os dará a vosotros como padres todas las directrices necesarias para que esos niños adquieran una buena higiene bucodental desde pequeños. Así pues, los padres seréis los encargados de seguir las pautas necesarias para que los niños se cepillen los dientes de forma correcta y lo hagan frecuentemente. Pero también será necesario que corrijáis determinados hábitos, como son la succión digital o el consumo excesivo de azúcares, que pueden repercutir muy negativamente en la salud bucodental de vuestros niños.

La Odontopediatría la salud bucodental de niños y adolescentes

La Odontopediatría la salud bucodental de niños y adolescentes

¿Cuáles son los problemas más habituales en la consulta del odontopediatra?

A pesar de lo que inicialmente pueda parecer, los dentistas infantiles juegan un papel esencial en el desarrollo de la dentición en la etapa infantil. Es más, algunas de esas irregularidades presentan en muchos casos un origen congénito.

Así pues, algunos de los principales problemas que trata el odontopediatra son:

– Las caries. Son la dolencia más común por excelencia, incluso en los niños que todavía pasan por su etapa preescolar. La caries puede aparecer en cualquier momento y es necesario tratarla nada más aparezcan los primeros síntomas y, sobre todo, adoptar las medidas necesarias para evitar su desarrollo.

– Traumatismos. Los niños se caen y se dan golpes continuamente, por lo que no es infrecuente que se rompan algún diente o que pierdan alguna pieza dental completa.

– Mala posición de los dientes y mala mordida. Las encías de los más pequeños son todavía blandas y los posibles defectos o irregularidades que puedan afectar a sus estructuras dentales se pueden corregir con más facilidad. Por ello, el odontopediatra examinará los dientes y los maxilares de los pequeños y, en caso de ser necesario, derivará su caso al ortodoncista. Así pues, esto cobra especial importancia cuando se ha perdido algún diente temporal de forma prematura y se corre el peligro de que su espacio sea ocupado de forma definitiva por los dientes contiguos.

– Ennegrecimiento de un diente de leche a causa de algún traumatismo. Puede ocurrir que algún diente, por la causa que sea, se golpee y su pulpa muera, impidiendo que el diente definitivo pueda salir normalmente.

– Problemas congénitos, como pueden ser la dificultad de algunos niños para obtener sus primeros dientes o un retraso anormal en la salida de los definitivos. Además, pueden existir casos de exceso de piezas dentales o irregularidades en su tamaño. Todo ello influirá en la mordida y en la función masticatoria de los más pequeños y es necesario tratarlo cuanto antes.

¿Cuál es la importancia de tratar los dientes de leche?

Es frecuente que muchos padres se hagan la siguiente pregunta: ¿para qué tratar al niño sus dientes de leche? Es común el pensamiento de que son algo temporal, que los más pequeños los perderán pronto. Sin embargo, esta es una creencia errónea. Los dientes de leche son el precedente de los definitivos, por lo que una buena salud de los anteriores contribuirá a que los futuros crezcan en un ambiente sano y fuerte. En este sentido, todos los hábitos adquiridos y el mantenimiento de unas condiciones óptimas para evitar caries y otras enfermedades será clave a la hora de tratar las piezas dentales que le acompañarán toda la vida.

Por otra parte, no debemos de olvidar que los dientes de leche tienen la función de mantener el espacio que ocuparán los dientes definitivos.

La lectura de este contenido no sustituye la visita a su dentista, por favor acuda a un especialista médico para determinar su caso en particular.