Factores que producen el desarrollo de la caries de los niños

Factores que producen el desarrollo de la caries de los niños

¿Sabías que la aparición de la caries no se limita únicamente a los adultos? Los niños también pueden sufrir este inconveniente. La caries se forma cuando en el diente aparece una cavidad. Un pequeño agujero que tiende a crecer más, con el tiempo, y puede ocasionar problemas severos de salud bucodental. Concretamente, esta alteración produce la descomposición de la pieza dentaria e incluso los tejidos circundantes. Como la caries de los niños va en aumento, debes estar muy atento al mantenimiento y cuidado de la salud bucal de tu hijo.

Factores de aparición de la caries de los niños

Ciertos tipos de afecciones médicas pueden aumentar la susceptibilidad de tu hijo a desarrollar caries dentales. Por ejemplo, las alergias crónicas están directamente relacionadas con un aumento de las caries dentales de los niños. Los niños que toman ciertos tipos de medicamentos, como los inhaladores utilizados para el asma, también pueden sufrir un aumento de la caries, debido a la exposición al medicamento.

Algunos alimentos y bebidas que pueden aumentar el riesgo de padecer caries son las bebidas carbonatadas. Muchas de estas bebidas también contienen azúcar en grandes cantidades. Los zumos de frutas envasados contienen una gran cantidad de azúcar, que daña los dientes. Asimismo, los alimentos con almidón, como las galletas, las patatas fritas y el pan, son ricos en carbohidratos refinados, que se descomponen en azúcar. Además, estos alimentos son pegajosos y pueden atascarse en las superficies de los dientes, lo que puede aumentar el riesgo de caries.

Con respecto a los dulces, todos ellos pueden aumentar el riesgo de caries de tus hijos. Por ejemplo, las piruletas son unos problemas, ya que permanecen en la boca durante mucho tiempo y mantienen los dientes “bañándose” en azúcar.

Aun teniendo una alimentación adecuada, si tu hijo no realiza las técnicas de higiene dental de forma correcta, también puede estar más expuesto a la aparición de caries. No cabe duda de que enseñar a los más pequeños a cepillarse los dientes y utilizar la seda dental es más que necesario.

Odontopediatría: las caries y su proceso de desarrollo

Este proceso requiere un cierto tiempo para desarrollarse. Algunas cepas de bacterias prosperan en la boca cuando consumen alimentos y bebidas que contienen azúcares en grandes cantidades. Cuando los azúcares no se eliminan de los dientes adecuadamente, las bacterias los empiezan a utilizar como alimentos y producen unos ácidos como productos de desecho. Estos ácidos se combinan, a su vez, con partículas de alimentos y saliva para formar una placa, una película adhesiva que cubre los dientes.

Una vez se forma la placa, los ácidos pasan a desgastar el esmalte, una capa superficial externa que recubre el diente. Posteriormente, el ácido y las bacterias atacan la siguiente capa del diente, una sustancia más blanda llamada dentina.

Las bacterias y la placa continúan destruyendo el diente de tu hijo, hasta llegar a la pulpa. En esta etapa avanzada, la pulpa se puede irritar y el hueso que sostiene la pieza puede verse alterado. Cuando la caries llega a este punto, tu hijo puede experimentar una mayor sensibilidad, dolor y molestias al morder.

Prevención de la caries e higiene oral

¿Sabes qué puedes hacer para prevenir esta condición? En primer lugar, determina qué y con qué frecuencia comen tus hijos. Asegúrate de que evita las comidas y bebidas que aumentan su riesgo de padecer caries.

Escoge una dieta baja en azúcares y carbohidratos refinados y rica en vegetales frescos, frutas frescas, proteínas y carbohidratos complejos. Asegúrate de que tus niños beban agua, después de cualquier bocadillo o bebida, para ayudar a limpiar de azúcares los dientes. Si tu hijo bebe líquidos antes de acostarse, coloca agua en el biberón o la botella; y prescinde de la leche o los zumos, puesto que sus azúcares pueden provocar caries en los dientes.

En cuanto a las pautas de higiene, enseña a tu hijo a cepillarse los dientes tan pronto como aparezca su primera pieza dentaria. Indícale que debe cepillares los dientes, la lengua y las encías tres veces al día con una pasta dental con flúor. El flúor también es una de las mejores defensas contra la caries dental y puede revertir y detener su desarrollo temprano en los niños. Además, permite fortalecer el esmalte dental y reducir la capacidad de las bacterias para crear los ácidos que causan las caries. El agua potable de grifo o las pastas de dientes dentales pueden ser las soluciones para obtener flúor.

Es importante evitar compartir cubiertos o besar a tu hijo, si padeces caries, puesto que podrías transferir estas bacterias. Tampoco limpies el chupete de tu bebé con tu saliva.

Por último, es imprescindible programar revisiones dentales periódicas y limpiezas. Son esenciales para la prevención de las caries. Además, durante la visita con un dentista, este profesional puede buscar cualquier signo de caries precoz y eliminar la placa dental y te aportará todo el asesoramiento necesario para prevenir esta enfermedad.

Factores que producen el desarrollo de la caries de los niños

Factores que producen el desarrollo de la caries de los niños

Tratamiento de la caries en Palma de Mallorca

El tratamiento de las caries depende de la gravedad de la enfermedad y las condiciones y circunstancias particulares de tu niño. El tipo de tratamiento también depende de si la caries afecta a los dientes temporales o permanentes.

Puedes realizar un tratamiento con flúor, si la caries se detecta pronto, antes de que esta comience a atravesar la superficie externa protectora del esmalte. Los tratamientos profesionales contienen más flúor que las pastas dentales sin receta o el agua del grifo.

De por sí, si el diente es de leche, se puede colocar un sellado, para que la bacteria deje de alimentarse. Esto puede realizarse siempre y cuando no haya sido afectada la pulpa del diente. Además, así evitamos el progreso de la caries y su extracción y eliminamos el problema.

En caso de que la bacteria haya llegado a la pulpa, se realiza un procedimiento más severo. Esto implica la eliminación de la pulpa infectada, mediante medicación. Cada vez que se realiza una pulpotomía, se requiere una corona, ya sea de acero inoxidable o del color del diente.

Para los dientes de leche que se deterioran tanto por la enfermedad y llegan a producir abscesos, la única opción es la extracción. La extracción también se utiliza para los dientes permanentes.

La lectura de este contenido no sustituye la visita a su dentista, por favor acuda a un especialista médico para determinar su caso en particular.